La enfermedad coronaria (EC) es una condición que no debe tomarse a la ligera. Afecta las arterias coronarias, las vitales vías sanguíneas que irrigan el corazón con oxígeno. Cuando estas arterias se obstruyen por la acumulación de placa de ateroma, el flujo sanguíneo se ve reducido, lo que puede desencadenar dolor en el pecho, dificultad para respirar y, en el peor de los casos, un ataque cardíaco.

Enfermedad Coronaria

Síntomas que alertan:

Presta atención a las señales que tu cuerpo envía. Los síntomas de la EC pueden variar de persona a persona, y algunos pueden ser sutiles, mientras que otros son más intensos. Entre los más comunes encontramos:

Enfermedad Coronaria

Diagnóstico oportuno: La clave para prevenir complicaciones:

Un diagnóstico temprano y preciso de la EC es fundamental para evitar complicaciones graves como un ataque cardíaco. Si experimentas alguno de los síntomas mencionados, consulta a un médico de inmediato. El diagnóstico se basa en tu historia clínica, los síntomas que presentas y una serie de pruebas, incluyendo:

Enfermedad Coronaria

No ignores las señales de tu cuerpo. La enfermedad coronaria es una condición seria, pero con un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado, puedes proteger tu corazón y mejorar tu calidad de vida. Recuerda que esta información no reemplaza el consejo médico profesional. Si experimentas síntomas de EC, consulta con nosotros de inmediato.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *